Ambulancia del Deseo > Noticias  > Deseos  > Mensaje en una Botella
Iñaki: mensaje en una botella

Mensaje en una Botella

Iratxe Molinuevo Zamora, hija de Iñaki.
12 de Noviembre de 2018

A veces, después de un largo recorrido con la enfermedad y los cuidados, pasando por todas las etapas y circunstancias de las que muchos y muchas nos hacemos expertos sin serlo; ocurre que, una vez más, compruebas que lo imposible es posible.

Es posible HUMANIZAR cada espacio de la vida, sea la profesión que sea, y eso te convierte en tan profesional como persona, los dos regalos hacen realidad unidos la mejora de todo lo que somos, tenemos y formamos como sociedad.

¿Y cómo llevar ese “Deseo” hasta el último momento?. Seguramente lo que este Equipo de Buena Gente y Profesionales comprendieron en sus inicios y sigue demostrando hasta hoy es el motor de todo: que cumpliendo los deseos de muchos y muchas  están llevando a cabo su propio anhelo de hacer posible lo imposible.

Y me refiero a la Fundación Ambulancia del Deseo, que no tiene ni edad, ni juicio ni circunstancias predilectas cuando se trata de ayudar. Que lo único que tiene es un impulso gratuito por hacer realidad un sueño, casi siempre sencillo, de personas que se resisten a dejar de soñar hasta en las despedidas o tramos difíciles de la vida.

Mi padre es uno de ellos. Con una etiqueta médica de discapacidad por lesión medular, un cáncer de colon ya paliativo y una demencia frontotemporal, quiere vivir y vivir con dignidad hasta el final.

La Ambulancia del Deseo fue en este último tramo del camino una casualidad inesperada en esta búsqueda de cuidar más y dar un poco más a mi padre. ¿Dónde puede acabar el Amor en su deseo de Amar?. Ellos y ellas, como un mensaje en una botella, recibieron mi mensaje de Messenger y me respondieron. Las preguntas fueron prácticas. Y el sí ya dado por hecho.

Así que hemos ido a Umbe y acompañamos a aita en su recorrido por lugares que son especiales y hasta sagrados para él. Visitamos la playa, su Mar, La Mar y volvimos al barrio donde su aita y su ama (padre y madre) se conocieron, bailando en la plaza, felices de llegar a mi aita y llegar hasta hoy también a mi.

Estaremos con él. De nuevo. En unas pinceladas de lo que fue su vida, mínimas gotas de lo que este artista de muchas maneras con la propia vida, ha sido capaz de crear durante 74 años.

Gracias a este grupo de personas que no miden tiempos, esfuerzos ni tareas…se cumplirán estos deseos pendientes desde estos últimos años encamado e inmóvil pero  moviéndonos y zarandeándonos a todos a una vida más plena y viva.

Manuel, Eukene y todos los que he conocido: ESKERRIK ASKO.
MILA ESKER Ambulancia del Deseo.

Y mañana y pasado y pasado mañana seguiremos cuidando de Este Mundo. Comprometidos y Despiertos, juntos, sabiendo que así y no de otra forma,
ESTÁ  EN BUENAS MANOS.